martes, febrero 23, 2010

Perder la voz

La habilidad más poderosa del Doctor es su voz, y cuando digo “voz” me refiero a su combinación de inteligencia y lenguaje, a su capacidad de convencer, de manipular.

Una de las escenas que mejor lo ejemplarizan es cuando derroca a la primera ministra de GB con un comentario en voz baja: “Me parece que está cansada”. Y al poco tiempo a ella le obligan a dejar el poder.

En Medianoche, el Doctor pierde su voz, y casi pierde su vida. Al adversario no lo vemos, “ocupa” el cuerpo de una mujer (la excelente Lesley Sharp, que interpretaba a la medium excéntrica y desequilibrada de Afterlife) y se dedica a repetir lo que los demás dicen y después a “capturar” sus voces, diciendo exactamente lo mismo que los demás al mismo tiempo. Ni que decir tiene que eso emparanoia a los humanitos de turno, que sólo se les ocurre expulsarla de la nave (matándola). Entonces “ella” finge que ha saltado al cuerpo del Doctor (inmovilizándolo y quitándole la voz y el movimiento), y les convence a casi todos de expulsarle a él.

Lo que más me ha llamado la atención es el desamparo e impotencia del Doctor: no convence a los humanos de sus opiniones, no les calma, no les dirige. Y se convierte en su cabeza de turco por culpa de su propia forma de ser: no olvidemos que el Doctor es arrogante, extraño, caradura y mandón.

El episodio me ha encantado (me extraña q evilteq no me haya hablado de él para recomendármelo). Vedlo, aunque sólo tendrá sentido completo si conocéis al personaje del Doctor… ved antes las anteriores temporadas (no hace falta todos los eps, q algunos son un poco difíciles de aguantar…).

En definitiva, un ep lleno de tensión, paranoia, desasosiego y desconfianza. Y xenofobia, ignorancia, miedo ante lo desconocido y agresividad. Todo muy humano.





Ah, y sale el actor que hace de Merlin, pero esta vez de chico adolescente con problemas… y gótico. Q majo él.

No hay comentarios: