domingo, mayo 24, 2009

Desintegración y escalofríos

Mientras veía Harper’s Island (aburridísima, por cierto, alargan una peli de semi-miedo en una miniserie-larga), ha pasado una procesión de María Auxiliadora por mi calle, por delante iban los de la comunión de este año, detrás, la furgo con la música y el speech (¡ella os ayudará, parados, niños, enfermos!).

Y me han dado ganas de contaros un par de pelis.

La primera es Stone of Destiny. Después de la II GM, un grupo de jóvenes universitarios escoceses roba la piedra del destino (escocesa, donde coronaban a sus reyes) de la Abadía de Westminster en Londres (se la robaron ellos antes). Y claro, estoy vendida con eso de q sea sobre Escocia, cuya bandera tengo en mi casa, que compré la 2ª vez q fui allí, ahora q estoy preparando la 3ª visita. Magnífico país/región/loqsea. Precioso, gente encantadora. Y la peli es de esas q recuerdas durante bastante tiempo con una sonrisa; es dulce, agradable, un poco romántica, llena de ideales, sin muertes ni desgracias pero con la acción justa –nunca volveré a ver las puertas de la Abadía de la misma manera-. La piedra, por cierto, se la devolvieron a los ingleses, y luego los ingleses se la prestaron. Integración “de boquilla” para una desintegración histórica.

Y la segunda peli es Nothing but the truth. De una periodista q publica un reportaje político –descubre a una espía de la CIA- y q por no revelar su fuente va a la cárcel. Y me ha hecho pensar, por supuesto, en mi amiga la periodista (¡hola T!), en compromisos, ideales, valores profesionales y morales. Y en desintegraciones. Cuando todo va bien, ya sea el país o ya sea un matrimonio, es fácil llevarse bien, vivir juntos, hacer y deshacer la cama compenetrados. Pero cuando algo falla, lo q estaba unido se rompe. Y hablo de la seguridad nacional y el periodismo, y hablo de maridos y mujeres. En la peli el Tribunal de Justicia favorece la seguridad nacional frente a la libertad de prensa, y las dos protagonistas –la periodista y la espía- pierden a su familia.

Posdata: Últimamente me estoy acordando mucho de The Avatar, the Last Airbender. No sólo están haciendo una peli, sino q T me ha dicho q le encanta la niña tirapiedras (lo sabía, lo sabía), y ahora q estoy en una partida de los 5 Anillos, cada vez q el hechicero llama a un espíritu del agua, de la tierra, del fuego o del viento me dan escalofríos.

No hay comentarios: