martes, enero 06, 2009

Cagarla

A mi modo de ver, Galáctica y Héroes la han cagado de dos maneras: en su historia y en sus personajes.

La historia de Galáctica es sencilla: escapar a la Tierra.
La historia de Héroes se puede desdoblar en dos: descubrimiento de la identidad personal y salvar al mundo (temas típicos en los cómics).

Y son historias simples, pero intensas. No hacen falta giros inesperados ni vueltas de tuerca sorprendentes para mantener el interés y hacer avanzar la serie. Si eres firme y cuentas la historia q quisiste contar al comienzo, no pierdes espectadores.

¿Hacen falta una niña especial o un periodo -sin sentido y sacado de la manga -de ocupación y torturas y resistencia, o un cambio de presidencia de un episodio de duración? ¿Hacen falta un virus letal –o fórmula mágica-, una familia de ladrones en Irlanda o un viaje interminable con un asesino desde Hispanoamérica?

Es más, esas historias se cuentan en las dos series a través de un elenco de personajes, demasiados a veces, y sus decisiones. Y, eso, q parece algo de sentido común, con unas historias que zigzaguean más q un borracho sobre la línea amarilla, se desborda en personajes fuera de carácter, los buenos se hacen malos, los malos se hacen buenos, los muertos resucitan, y aparecen terceros gemelos ocultos.


El caso es sangrante en Heroes, porq, siendo una parte importante de su historia el descubrimiento de quiénes son y cómo son los personajes, el jugar con éstos de semejante manera sólo provoca q la serie se vuelva una caricatura de sí misma. Como si la estuviera escribiendo un grupo de fans enloquecidos adictos al fanfiction del malo. (He de decir q he leído fanfiction con más calidad q la tercera temporada oficial de Heroes.)

Son series desnortadas, como diría una amiga, han perdido el norte, su meta, su tema, su historia. Ya no sé lo q quieren contar, ni me interesa, la verdad.

1 comentario:

evilteq dijo...

Yo no hubiera podido titular mejor el post.

Que conste que ambas series me empezaron gustando [a ratos mucho] y en ambas ya decidí que habían llegado al punto "estonohayquienlosalve" y dejé de verlas.

Yo creo que es que los guionistas no piensan bien las cosas que meten. O peor aún, las piensan y no las ven. O mucho peor aún, las ponen aposta porque el hacerlo bien no es un factor de la fórmula, como si lo es un posible y en cualquier caso efimero pico de los rating.

En fin, que paso de verlas ya, pero no deja de ser una pena.