miércoles, diciembre 31, 2008

Edible

Into the wild me ha parecido una excelente película, su guion me ha encantado, su estructura narrativa es efectiva, sus diálogos son un poco pedantes para mi gusto pero le van como anillo al dedo al protagonista, los paisajes son espectaculares (en alguno he estado yo en persona!, yahoo!), y si bien su historia es triste y predecible, te arrastra hasta el final.

La música es preciosa (de Eddie Vedder, y especialmente “No Ceiling”), los actores son entrañables, hasta el actor principal ha hecho q me guste el protagonista –que, francamente, es gilipollas-.

Un buen regalo de cumpleaños y una buena sorpresa de fin de año.

Y sí señor, ESO es un oso!

No hay comentarios: