domingo, octubre 26, 2008

Vértigo

Lo bueno de estar mala es q puedes ver un montón de tele, lo malo, es q te encuentras mal, claro. Si después de más de una semana te sigues encontrando mal, os aseguro q no hay nada de “bueno” en estar enferma. Aprovecho un ratito en q el vértigo me permite escribir para comentaros mis últimas pelis, bastantes ya q ahora tengo tiempo...

De Ironman y de Hulk sólo os digo q son más entretenidas de lo q me esperaba, q era más bien poco. Además me hicieron gracia los dos guiños a los Vengadores del final, ese Nick Furia...

De la 3ª de la Momia, huid. Del Viaje al centro de la Tierra, tb.

Erik el Vikingo, un revisionado. El Robbins de vikingo “naive” me sigue cayendo bien, y no digamos los cantos de HiBrasil!

Wanted, típica de acción, la vi por el actor, ya sabéis, el fauno-doctor escocés en África. Es q me cae muy bien... Podría hacer pelis mejores q Wanted, pero tendrá q ganar dinero. El final, algo “club de la lucha”, ¿será de Palianuk? No, es una (otra) adaptación de un cómic.

Hablando de cómics, recordadme q os hable más tarde de The Sandman.

Y ahora llegamos al plato fuerte, la de los Coen, No country for old men.

El punto fuerte de la película es el elenco tan maravilloso de personajes q aparecen, sobre todo el sheriff, el veterano y el asesino. Sobre todo el asesino.

El asesino, un genio, sigue unas reglas propias, en las q la vida de los demás es superflua, sólo su honor, su propia supervivencia y el azar dirigen sus acciones. Es un personaje apasionante. Es como si pasara por la vida impulsado por su voluntad e inteligencia, y q esperara q el azar le sorprendiera, porq, francamente, creo q se aburre y sólo quiere q algo –encarnado por el azar- le saque de su insulsa existencia. El choque final de su coche, algo completamente fortuito, es mostrado con todo detalle. Cómo reacciona, cómo huye, pero no cómo se sorprende. Es como si lo estuviera esperando. Este personaje es lo mejor de la película.

El sheriff y el veterano son su contrapartida. Y la historia necesita de dos personajes tan curiosos como éstos para hacer el contrapunto al asesino. Sólo para hacerle el contrapunto. Y a mi parecer, no lo consigue. Sus historias son excusas, el viejo sheriff y el joven veterano son las dos caras de la moneda con la q juega el asesino. Son su azar, y no le alcanzan, ni siquiera cuando el veterano le dispara logra cogerle.

Me hace gracia q el sheriff y su padre fueran los dos sheriff al mismo tiempo, q tiene su paralelismo con el sheriff –q ahora hace de viejo- y el veterano -q hace de él cuando joven-.

Hay una distinción además muy clara entre personajes, digamos,”listos”, y personaje q, digamos, no llegan a ser “listos”. La esposa del vet, su suegra, los ayudantes del sheriff, los diferentes empleados de gasolineras y moteles. Estos ni las ven venir. Q esa distinción sea tan marcada es algo curioso, no se suele ver.

El final me disgustó. Al veterano se lo cargan sin ni siquiera en pantalla, es un hecho consumado, ¿es q no merecía al menos una escena? El sheriff, cuando se retira, se termina efectivamente de convertir en su padre. Triste, sin nada q aportar a la historia en realidad. A la esposa la dejan compuesta y sin muerte en pantalla tampoco, para qué, pero es q ni siquiera vemos la confirmación de su muerte. Y sin embargo, vemos el funeral de su suegra. ¿Por qué? Incluso el final del asesino, con el accidente, me pareció inconcluso, como si fuera una viñeta sin conexión con las otras de su página.

No sé si el final del libro es así o si ésta es la interpretación fílmica de los Coen. Pero no me dejado satisfecha. Es un final barato para una película q podría haber estado muy bien.

Ah, y Garret Dillahunt no parece un terminator aquí ;-)

No hay comentarios: