viernes, abril 04, 2008

Listados

En el blog Pseudópodo se recoge otro famoso listado de "10 xxx que hay que xxx antes de los xxx años", en este caso, Los 10 libros para leer antes de los 18.

No sé si ya lo he comentado, pero esto de los listados me desagrada, porque te dicen lo q tienes q hacer, lo q tienes q ver, lo q tienes q leer. Cada persona es un mundo con gustos y metas propios, y qué demonios, me jode reducir mis opciones a un mísero listado. El mundo es grande, así q aprovechémoslo.

El caso es q el listado me permite comentar algunas cosillas, como por ejemplo, cómo puede haber recomendaciones tan pésimas, del tipo "mira qué intelectual soy", "mira lo culto q soy", "mira q cool soy".

Oliver Twist, Cumbres Borrascosas, El extranjero, Hambre, Romancero Gitano, El Pentateuco, La odisea, El sí de las niñas… Pero vamos a ver… Algunos de ellos no me los he leído a los 36, y no me los habré leído cuando llegue a los 80. Qué elección más poco lógica.

Pero claro, la primera elección, a quién solicitar ese listado, ya me parece errónea: ministros de cultura, periodistas, escritores, filósofos… ¿Y a nadie se le ha ocurrido preguntar a un chico de 18 años? Vamos, nada más q por ver qué opina el público "target".

Y nada de listados: recomendaciones abiertas e infinitas, mundanas y divinas, comentadas y explicadas, llenas de anécdotas y memorias. A ser posible de amigos y conocidos, a ser posible hechas de buena fe y sin presunciones, a ser posible adaptadas a todos los gustos y q sólo quepan en un blog una a una.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una vez leí en un libro de Garci que era adicto a las listas. Y según leía sus explicaciones, me di cuenta de que yo también lo era, lo soy. Desde que recuerdo he hecho listas. De todo: mis pelis favoritas, mis series favoritas, mis playmobils favoritos, mis tebeos favoritos, mis peores/mejores profes... cuando estaba en el cole, hasta tenía listas de las cinco profesiones que tendría en mi vida, ordenadas por riguroso orden de prioridad. Nunca he podido evitar las listas. Sin embargo, tampoco he podido soportar jamás ese tipo de listas al que te refieres. Creo que las hace gente que no entiende el mundo de las listas :-P Además, siempre me ha parecido que se dejan llevar por estereotipos. ¿Para qué quiere nadie leer El sí de las niñas? Pero queda tan intelectual decirlo cuando te preguntan...
Al final del libro, Garci ponía un montón de listas sobre cine. Una de ella era: ¿qué diez películas verías si fuera a acabarse el mundo? Yo lo tengo claro, las diez más largas, ¿y tú? :-P

Vok