martes, marzo 11, 2008

Punto de encuentro

Este fin de semana nos reunimos unos cuantos amigos a jugar, pero al parecer nuestros ánimos nos pidieron otras cosas, y acabamos hablando de películas, series, literatura, arte, arte moderno, arqueología, historia, castillos medievales, blogs, no recuerdo si cayó algo de política, el wow y otras cosas más sin importancia.

En realidad, nuestras conversaciones siempre son interesantes ;-)

Si me preguntaran cuál fue el tema estrella, diría que Babylon 5. Fue nuestro ejemplo preferido al hablar de arte, literatura, series, películas, política, historia, guerras, guiones, personajes… ¿Da para tanto esta serie? Pues el caso es q sí.

Debo aclarar que este grupo de amigos concreto surgió gracias a esa serie, es nuestro punto de encuentro particular. Pero llevábamos sin hablar de B5 siglos; hasta q empezamos y no pudimos parar hasta algunas horas después.

Ved la serie. Cambió la historia de la televisión, introdujo arcos argumentales largos, personajes ambiguos, historias épicas con sus claroscuros, paralelismos con sucesos históricos reales (como la buena ciencia ficción), temas éticos, seriedad de una vez por todas en una serie de navecitas, demostró q una serie puede comunicar y no sólo entretener.

Fue emitida desde 1994 a 1998. Su influencia puede verse a partir de entonces en todo el mundillo este de televisión, q de repente salió de la adolescencia con un buen empujón. Y ahora todos dicen q estamos en su Edad de Oro. Esperemos q para mucho tiempo.

3 comentarios:

beor dijo...

Sniff, sniff... que tiempos...

Por cierto, que una amiga se acaba de tatuar una nave sombra, jeje, cuando la vea decidiré si lo hago yo también...

Anónimo dijo...

Resulta que una... persona, por darle un nombre, me obligó hace tiempo a ver casi toda esa serie que tanto amas. Menuda basura: cosas que pasan en el primer capítulo y no entiendes hasta el último. Personajes que no saben si van o vienen, ni de qué pie cojean, ¿son buenos o malos? ah, tendrás que esperar al final de la serie, como para todo, porque los guinistas no te lo van a decir. Guerras intergalácticas basadas en leyendas milenarias que destruyen la paz entre planetas para imponer sus paranoias. Un coñazo que no hace más que hablar de política, diplomacia, valores, el bien y el mal y lo que hay en medio... Una mierda.

Si veo una serie es para divertirme, no para comerme la cabeza con dilemas morales y profundidades que no hay Dios que entienda.

Y voy a usar tu blog para recomerdar a los pocos que lo leen que pasen de Babylon 5 y vean Enterprise: personajes creíbles, historias que enganchan de principio a fin y coherencia en el argumento. Qué más se puede pedir?

KoV

Naranek dijo...

KoV: Pues estoy en franco desacuerdo contigo. Uno de los mejores elementos de B5 es precisamente que hay personajes que ni son buenos ni malos, sino simplemente... son. Por el contrario, en otras series hay personajes que de buenos buenos... es que son tontos hasta decir 'basta'.

Pero para gustos, los colores.

Pd. ¿Salió el tema del honor en la guerra? ;-)