martes, febrero 26, 2008

Pa´gustos...

Nunca me ha gustado leer las críticas de cine. Me siento siempre como una idiota, no sé, esta gente parece q sabe tanto... Además q casi nunca estoy de acuerdo con ellas, sus autores suelen ser personas q adoran el cine español y odian el americano (con matices), lo cual choca con mi desinterés ante lo español y mi entusiasmo ante lo americano (con matices).

Esta tarde me he paseado por varios blogs de tv y cine como el mío (ejem, mejores q el mío...), y me he dado cuenta de q en cada blog los autores escribimos sin ningún pudor ni vergüenza nuestras críticas, y muchas veces sin ningún apoyo técnico, por así decirlo. Q no me gusta Los Tudor, lo digo. Q amo Terminator, lo digo. Q la nueva serie de psiquiatras es chula e interesante, pos tb.

Total, no somos periodistas, no tenemos rigor científico, no somos expertos, pero escribimos como posesos; y nuestras opiniones quedan ahí escritas, para q todo el mundo las lea y las ¿crea? Espero q no. Nunca creáis mis críticas. Ninguna crítica de nadie. Daos cuenta q nunca coincidiréis con nadie totalmente. Así q lo q debéis hacer es ver esa serie o esa peli y juzgar vosotros mismos. Y decid, "jo, pues del-len tenía razón en su blog".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hombre... entre los críticos hay de todo. Lo ideal es encontrar al que te sirve y fiarte (con matices también) de sus críticas. Yo encontré al mío hace unos años, pero su revista se fue a pique y se me acabó el chollo. Era genial, porque incluso cuando una peli me gustaba y a él no, lo que destacaba él era lo mismo que destacaba yo.

Me parece que todos tenemos la imagen del crítico con traje mal planchado y corbata, gafas de pasta setentera y ese tonillo pedante insoportable. Pero también los he visto con una cadena de perro alrededor del cuello defendiendo "Harry el sucio".

La diferencia entre el crítico y el bloguero, creo yo, es que el crítico tiene una responsabilidad a la hora de hacer su crítica y se le suponen unos conocimientos técnicos amplios (ojalá fuera así siempre). El bloguero dice lo que le da gana, ¡que para eso tiene un blog! (menos los "corporativos", que son blogueros de palo).

Afortunadamente, escapé de la universidad antes de que se extendiera como la pólvora el debate "¿acabará el blog con el periodista y/o periodismo?". Creo que ahora hacen simposios y congresos sobre el asunto, pero a mí la polémica me aburre como no puedes imaginar...

Por lo demás, sí, reconozco que soy de las idiotas que se creen las críticas, menos las de las dos revistas más importantes de cine de este país (no, no hay forma de poner cuatro estrellas a Spiderman 2, maldita sea).

Vok