jueves, agosto 09, 2007

Vacaciones

Escribiendo sobre The Black Donnellys, he recordado una escena en que se dice que como todas las familias de clase media, o media baja, el sueño de los Donnnellys era irse de vacaciones una vez al año.

¿Recordais lo que expliqué hace algunas anotaciones sobre la liminalidad? Irse de vacaciones podría considerarse como un ritual moderno liminal: situarse fuera de la sociedad y su normas durante un breve espacio de tiempo para volver con más fuerza a ella y seguir sus convenciones con más convicción.

Ahora estoy estudiando las diversas teorías sobre la estratificación social. Las vacaciones de la clase media, media-baja, son una forma de acceder a las recompensas que la sociedad ofrece a las clases superiores -dueños de los medios de producción-, y, aunque sea de forma temporal, ese acceso permite a los individuos de las clases más desfavorecidas aceptar su condiciones de vida y permitir una visión subjetiva más "optimista" de su condición de clase, lo que hace que sean menos activos de cara a una posible revolución social.

Paranoias aparte, el 15 me voy a China (¡¡hola VOK!!!) y me va a encantar ;-)

The Black Donnellys

El caso es que me ha gustado, pero con reservas.
Me explico.

Historia:
Cuatro hermanos de procedencia irlandesa en Nueva York, en el barrio de Hell Kitchen, creo (por cierto, es un barrio precioso, y no creo que ahora sea tan pobre). Son gamberros, roban, se pelean, timan... Hijos de un mafioso irlandés de poca monta y buenazo, que murió cuando eran pequeños.
El segundo hijo se considera el protector de los demás y se va involucrando en los asuntos sucios del barrio sin quererlo, y se convierte en un jefazo de la mafia irlandesa. O por lo menos eso dicen que será, que la serie fue cancelada antes de que terminara la historia.

Lo malo:
Me carga que los protagonistas sean cuatro jovencitos (el "listo", el "loco", el "jugador" y el "guaperas"), que aunque tengan diferentes años me parecen los cuatro iguales.
El más pequeño, por cierto, está totalmente desaprovechado como personaje.

Me molesta mucho la pseudohistoria de amor imposible, en plan Romeo y Julieta, que intentan vendernos. Tonterías.
Y que luego a la chica le salga un pretendiente psicópata ya es para partirse de risa, vamos, que no sabían cómo hacer que su personaje tuviera algo que decir en la serie.

Otro personaje desaprovechado: el policía irlandés. Podrían haber construido una buena historia con su relación con el hermano "listo".

El "loco" no es que sea loco, es que además es tonto. Y eso me disgusta ampliamente.

La narración de la historia por otro de los personajes al principio me hacia gracia, pero podrían haberlo dejado, la verdad, que además el personaje carga que no veas.
Aunque he de reconocer que me intriga la razón de que esté en la cárcel contándolo todo a los polis.


Lo bueno:
La relación entre los hermanos... ya sé, es mi punto débil, pero me pirran, ya sea la de Dean y Sam, la de Nathan y Peter, y ahora entre estos. Hasta me intrigó en El misterio de Angela, que mira que es mala.
Pero la relación está desaprovechada. Da la impresión de que era demasiado para los guionistas.

Uno de ellos, por cierto, es el guionista de Crash, y eso se nota en cómo cuentan a veces la historia. Al tener cuatro protagonistas, está claro que no sería una historia lineal, sino que habría varias historias transcurriendo al mismo tiempo (como en Crash). A veces les sale bien y otras no. Por ejemplo, cuando los hermanos se separan porque lo da su carácter, es decir, el listo y el loco evidentemente no hacen muchas cosas juntos y se separan porque no están de acuerdo, la historia progresa "adecuadamente". Cuando de repente, en una de los episodios, el "jugador" se va con la chica a consolarla (cuando ni siquiera es su novia) en un momento de tensión por otro asunto bastante más importante, me quedé preguntando: ¿qué cojones hace ese?

Crash no me gustó, me pareció poco original (se queda en nada ante Grand Canyon) y además me pareció pretenciosa, y a veces la serie no llega ni siquiera a eso, simplemente es que parece que se quedan sin ideas para continuar la historia.

Otra cosa que me gustó, bueno, tal vez no sea la palabra adecuada, digamos que me impactó, es la violencia. Creo que es la serie más violenta que he visto. El caso es q en las películas ya se ha visto, pero no en una serie, quizá en alguna de la HBO, ¡pero es q es la NBC!
Hay palizas, muertes, desmembramientos, envenenamientos… Algunas escenas son bastante realistas, e impresiona ver cómo se desnudan dos de los chicos para no manchar la ropa mientras rompen los huesos a un muerto para que quepa en un barril y luego cómo uno de ellos se limpia con una manguera.


En definitiva, me enganchó, y la recomiendo a quien le gusten este tipo de historias, pero está claro que podía haber sido mejor.